Campeonato de Gran Fondo 2011

Flia. Taurizano de San Pedro,

Campeones Generales del Abierto de Gran Fondo 2011

En un final electrizante desde Zapala, Neuquén, concluyó el evento para los amantes de la larga distancia en Argentina. Quien se ubicaba segundo en la clasificación previa, computados los concursos de Clorinda, Neuquén y Cataratas, tuvo una destacada clasificación, obteniendo de esa forma el pase directo al primer lugar. Nos referimos a la Flia. Taurizano, propietarios de un palomar reconocido en San Pedro, Bs. As., que en esta modalidad ya habían tenido destacadas actuaciones. El Campeonato fue el corolario de una carrera ascendente en materia de Gran Fondo.

Felicitaciones a ambos y a los primeros clasificados, todos colombófilos de primer nivel. Habrá que ver que ocurre en la presente temporada, tanto en el Abierto, como en la instancia ampliada que se ha creado, el Ateneo Argentino de Gran Fondo.

-Marcelo, en su opinión, ¿que prima en el gran fondo, la paloma o el colombófilo?

-Pienso que es un 50% de cada uno. La paloma acompaña mucho e incide en los resultados, pero uno debe saber cuidarlas todo el año para que rindan en esas distancias.

-¿Qué características considera debe tener una paloma para esta categoría?

-Para mi debe tener resto, mucha energía, y ser sana, tener la tendencia a no sufrir problemas de salud.

-¿Se pueden correr con éxito machos?

-Sí, he marcado machos en esta categoría, e incluso en Fondo, donde hemos ganado algunos campeonatos corriendo con algunos. A veces creo que pareciera que las hembras son mejores, porque les damos más oportunidades.

-¿Cuánto entrena al inicio de la temporada?

-Cuando arranca el año, vareo fuerte, una hora en cada turno. Me refiero a los meses de mayo, junio, algo de julio. Luego disminuyo a 45 / 40 / 50 minutos cada vareo, y me mantengo en esos tiempos en el resto del año.

En torno a la mezcla, ante tal ritmo de vuelo, opto por dar unos 12 a 15 gramos por la mañana, y a llenar por la tardecita. Doy maíz, trigo, arroz con cáscara y cebada en la primera línea. En la segunda, maíz, trigo, arroz con cáscara, arveja, vicia y sorgo blanco.

Suelo varear en ruta lo más que pueda, dos a tres veces por semana, de corta distancia, 40 a 50 Km. desde distintos rumbos, de manera de no desgastar al grupo.

-¿Y cuándo llegan los concursos de fondo o gran fondo?

-En la mezcla cambio. Prácticamente doy una parte y media de maíz y una de trigo. También soy de usar mucho desfatigante, vitaminas, la B12 de BBO, hepatoprotector.

A la llegada de concursos las espero con electrolitos, hepat y vitarespiratorio.

-¿Les da mucho descanso tras una competencia dura?

-Sí, dos o tres días soy de largarlas y que vuelen a voluntad, 10 a 15 minutos, y desde el quinto día y toda la segunda semana ya vuelvo a la normalidad en cuanto al vareo. Será que mi plantel es sano y de buena recuperación, porque trato de no perder ritmo todo el año y funciona. Además, siendo una línea de palomas más bien robustas, al mantenerlas así no tengo problemas con el sobrepeso. Los piques ayudan mucho en ese sentido también.

-¿Cuándo se lucen ya en este tipo de concursos, al segundo o tercer año?

-Al tercero en nuestro caso, por eso las vamos manteniendo para tener adultas. Dejamos de lado el Social como competencia, y lo usamos como preparativo, y trato de pensar en el equipo para fondo y gran fondo.  En el caso de las que definitivamente suelen ir a los concursos largos, como Clorinda, Cataratas, Zapala, solo participan dos o tres carreras del Social. La 255240/08 por ejemplo solo corrió una sola competencia local. Tampoco van a las sueltas de Fondo de Pergamino las que participan en el Gran Fondo. Son 8 a 10 palomas seleccionadas con las que me manejo para ello.

-Mencionó a una de las mejores palomas de Argentina de Gran Fondo, lo que ameritara su aparición en la contratapa de la edición especial de COLUMBAS, recientemente publicada. ¿Cuál es la procedencia de esta y las demás palomas suyas que andan?

-Son palomas de origen inglés y japonés. En el caso del macho “inglés” del cual surgió el plantel, me remonto a los años `70. El macho llegó al país perdido, en un barco, con las alas selladas en rojo. Lo agarraron en Baradero, el amigo Angelli. Y luego lo cruzaron junto a mi papá, con excelente descendencia. Desde entonces mantenemos la línea, con consanguinidad, ya que difícilmente las reproductoras no se toquen en ascendencia. En torno a la línea japonesa, un muchacho que no recuerdo el nombre le dio a Hugo Gordo un ejemplar destacado, quién la comenzó a marcar muy bien. De allí vienen, también nos remontamos a hace muchos años. Introduzco muy poco, recientemente un macho Lietaer, para probar cruzándolo con las propias.

-Con los pichones, ¿suele ser muy exigente?

-No, trato de correrlos poco. Tres ó cuatro carreras a lo sumo, porque pichón muy exigido se enferma y se pierde. Así puedo tener un equipo de adultas, aquí incluso tengo algunas de seis años corriendo, que a esa edad están bien concursadas, pero no acabadas. Parecen pichonas de dos años. Creo fundamental cuidar los pichones, con el problema del Adenovirus y el clima actual, amerita resguardarlos un poco para no arriesgar todo un plantel y quedarse sin adultas. Personalmente opino que deberíamos comenzar con adultas el año deportivo. En lo que va del mes (Abril) unos 15 pichones ajenos han entrado en el palomar. Señal de que no están listos, y estamos a solo un mes de los concursos.  Si arrancaran más adelante, estarían más “completos”, con más vareos, y más experiencia previa.

-En torno a las enfermedades respiratorias, ¿trata muy seguido con antibióticos?

-No, suelo dar Baytril una vez al mes, ó ISET 250. Incluyo un buen vitarrespiratorio y un tricomonicida. Así ayudo a la sanidad, sin descuidar el hígado.

El palomar lo limpio todos los días, y desinfecto una vez a la semana con lavandina y lisoform.

-¿Suele dar de comer en lona verdad?

Sí, es una costumbre de la familia, y nos resulta práctico. La lona está bien limpia, y a las palomas les gusta. Incluso son bastante mansas, lo cual a veces evitamos para no tener riesgo de que al dormir en alguna carrera afuera, terminen apresadas por alguien.

-¿Qué suplementos suele dar?

-Pocos. Algo de aceite de maíz en las primeras carreras, tres veces por semana. Una cucharada en un tarro de durazno. Eso les da energía, y suple a la arveja, que recién la adiciono en la segunda línea. La razón de no dar arveja de entrada es porque las engorda, y debo evitar que eso ocurra de entrada.

-¿Tiene problemas con las hembras que se enyuntan cuando llega el calor?

-No, tengo espacio, y puedo separarlas si eso ocurre, para evitar que pongan huevos.

-Gracias, felicitaciones de ARGENTINA COLOMBOFILA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.